EL PARAJE DEL MOLINAR
Posted by

EL PARAJE DEL MOLINAR

Desde el Hotel Vila de Muro

molinar4

El paraje de El Molinar es uno de los más interesantes de la zona del interior de Alicante, pues a los atractivos naturales de la zona, se une un amplio catálogo de edificios de arqueología industrial, pese a que no se encuentren en buen estado de conservación.

 

Desde el Hotel Vila de Muro, tras alojarse en sus habitaciones y coger fuerzas en su restaurante, hasta la ruta de El Molinar, no existe una gran distancia. Por la A7 en dirección a Alicante, primero se pasa por Cocentaina y después por Alcoy.

 

Por la parte sur de Alcoy, a unos dos kilómetros, en la salida hacia Alicante por la antigua N-340, se inicia el recorrido que cuenta con una altura máxima de 570 metros.

 

Los primeros pasos, con cuidado por lo escarpado de este primer tramo, se dan a partir de la conocida como Venta Saltera –junto a ella hay una amplia planicie para poder dejar el coche. Lo primero que debemos hacer es encontrar la cabecera del barranco y con ello las primeras fábricas, semiderruidas y la característica cúpula del manantial del Molinar.

 

Río arriba, el cauce discurre por un amplio tramo atravesando el llamado Barranc de la Batalla, aunque no existe una senda definida en esta parte por lo que es recomendable empezar desde este punto que está más abajo.

 

El final de la ruta coincidirá con el regreso al casco urbano de Alcoy por la denominada Carretera del Molinar. En medio, vegetación, saltos de agua y un pedazo de historia industrial de una de las cunas de la industrialización en España.

 

Es justo el río Molinar el que da nombre a todo el paraje. Este ‘Río de los Molinos’, uno de los afluentes del Serpis, fue uno de los lugares de origen de la Revolución Industrial y siglos antes de los molinos harineros y de los batanes.

 

molinar3

 

Los fuertes desniveles de la zona, que dieron lugar a importantes saltos de agua, han sido los responsables de mover las ruedas de molino y después los motores, con el agua como fuente de energía.

 

Pero más allá de la huella humana en la zona, el Paraje de El Molinar destaca por su belleza paisajística en especial si hay abundante agua, creando un paisaje con abundante vegetación, entre cascadas o saltos de agua y ‘tolls’ o pequeñas pozas, en los que poder bañarse en años de precipitaciones abundantes, algo que no viene sucediendo últimamente.

 

De entre las numerosas industrias que se encuentran en el camino está la Borrera de Sanus, la Fábrica del Racó, la de El Xurro, el Molí de Tort, el Batà de Pastor, la Fábrica dels Solers, la única rehabilitada, o la de Reig. Destaca la cúpula del manantial de la Font del Molinar, de 1912, el principal de los que abastecen a la ciudad. También existe una ermita, dedicada a la Virgen de El Pilar, construida en 1840 frente a una anterior de 1769, aunque está en ruinas.

 

molinar2

 

En los últimos meses se han instalado unas mesas y bancos en la zona para poder hacer un alto en el camino, así como paneles explicativos. Se trata de un sendero local bien señalizado y sin excesiva dificultad por lo que es fácil poder completarlo.

 

Por esta misma ruta ya pasó el botánico Cavanilles en su peregrinar por tierras valencianas a finales del siglo XVIII y ya explicó que “el manantial tiene tanta fuerza al brotar que él solo forma un río y que en su precipitación por un barranco mueve doce molinos papeleros, siete harineros y trece batanes”, originarios muchos de ellos del siglo XV.

0 0 819 25 agosto, 2016 Rural, Sendas agosto 25, 2016

Deja un comentario