BOCAIRENT
Posted by

BOCAIRENT

Un museo al aire libre.

En Internet están de moda los rankings que enumeran las poblaciones más bonitas de España. Cada lista tiene unos criterios y cada persona vota lo que más le llama la atención. Sea el resultado que sea, Bocairent aparece en muchas de esas listas, cosa que indica que su encanto es especial y atrae a muchos turistas a lo largo del año.

 

Para empezar, su situación respecto a Valencia y Alicante es inmejorable. 95 y 90 km la separan de ambas, respectivamente. Nada más llegar, la vista se centra en la perfecta panorámica que genera su casco antiguo. Las viviendas se alzan sobre la montaña y da la sensación de que se apoyan unas en otras en perfecta armonía hasta llegar al punto más alto: el campanario de su iglesia.

 

bocairent4

 

Una vez dentro de este conjunto histórico, Bocairent traslada nuestra mente a las ciudades árabes. Empinadas cuestas, estrechas calles sin salida, plazas de pequeñas dimensiones… Explorar estos recovecos forma parte de conocer la historia de esta población que ahora cuenta con unos 5.000 habitantes.

 

El colorido floral de los balcones ayuda a alegrar todavía más la vista en el recorrido. Los turistas se sorprenden al ver las casas al borde del barranco, mientras los vecinos disfrutan de ese privilegio que les da tener un balcón a la naturaleza pura.

 

bocairent

 

A 300 metros del núcleo urbano, Bocairent posee uno de los tesoros más sorprendentes de la zona: les Covetes del Moros. En plena montaña, asoman unas pequeñas cuevas con ventanas. Estas cavidades son artificiales, pero las interpretaciones sobre el uso de estas dependencias no se conocen con exactitud. Cámaras sepulcrales o almacenamiento de grano son algunas hipótesis sobre unas cuevas que visitan miles de personas durante todo el año.

 

Otro punto en el que los foráneos paran para contemplar es la Cava de Sant Blai. Como muchas otras que se reparten por la Sierra de Mariola, esta construcción se utilizaba para depositar la nieve y utilizarla en época de sequía. La de Sant Blai, mantiene el acceso al interior del recinto y allí se expone la historia de estos neveros.

 

bocairent5

 

En Bocairent es fácil tener hambre. Muchos de sus comercios exponen sus productos típicos a vista de todos y resistirse es complicado. La Mariola hace crecer sus hierbas y los bocairentinos las utilizan para sus deliciosos platos. El gazpacho de la Mariola encabeza la lista, pero el tradicional licor de hierbas o herbero también llevan por bandera el nombre de Bocairent. Acabar la visita sin probar el arroz con pericana sería como dejar la ruta incompleta.

 

Muchos eligen empezar a descubrir los encantos de la Mariola en Bocairent. De hecho, su término municipal es el que más espacio abarca dentro del Parque Natural, aunque no todo es naturaleza. Sus fiestas son también un reclamo turístico. Del 2 al 5 de febrero, Sant Blai recibe honores mediante desfiles de Moros y Cristianos, procesiones y música en unas fiestas de Interés Turístico Nacional. En agosto, del 22 al 28, los bailes tradicionales invaden la plaza del Ayuntamiento, centro neurálgico de la vida bocairentina.

 

Los amantes de los toros también tienen en Bocairent un lugar de referencia. Su plaza taurina está excavada por completo en la roca, desde las gradas hasta los burladeros. Es la más antigua del territorio valenciano, ya que data del año 1843, con un total de 3.760 localidades en su aforo.

 

Sus 97 kilómetros cuadrados albergan también el nacimiento de dos ríos, el Clariano y el Vinalopó. Alrededor de este último, los turistas pueden encontrar actividades para llevar a cabo en pleno corazón de la sierra. Rutas en bicicleta, paseos a caballo o sendas para recorrer a pie son algunas opciones de la amplia oferta que dispone este balcón a la naturaleza.

 

0 0 392 27 diciembre, 2016 Pueblos, Urbano diciembre 27, 2016

Deja un comentario