LA SAJOLIDA: SAN CRISTÒFOL-MONTCABRER
Posted by

LA SAJOLIDA: SAN CRISTÒFOL-MONTCABRER

El primer gran encanto de Cocentaina reside en la zona urbana del casco antiguo. En él convive la Villa cristiana, antiguamente rodeada por un recinto amurallado y torres de las que todavía hoy quedan restos, como el Raval, el antiguo barrio musulmán con calles tortuosas y estrechas que forman un auténtico laberinto. Además, encontraremos edificios históricos de gran interés como las iglesias de Santa María y El Salvador, el Palau Comtal y el Castell de Cocentaina.

El segundo se encuentra en la naturaleza, en los parajes de su alrededor. Uno de los rincones más significativos que se asocian a Cocentaina y los pueblos vecinos es el Montcabrer y para llegar a la cima hay una buena ruta desde el área recreativa de Sant Cristòfol.

El primer paso es llegar hasta el aparcamiento de esta zona de merenderos y zonas para hacer picnic. Se puede dejar el coche allí y empezar a subir a pie una pista con algún tramo asfaltado que termina en unas escaleras donde comienza realmente el sendero.  Junto a las escaleras hay unas baldosas con un dibujo de la ruta que vamos a seguir. Durante gran parte del recorrido nos encontraremos con varias fuentes y zonas de umbría.

sajolida

En el tramo entre San Cristòfol y la Font de les Huit Piletes encontraremos una rica vegetación de plantas autóctonas de la zona. El sendero asciende a través de escalones y pinadas hasta el Racó de la Mala Cabra y  la Penya Banyada, zonas perfectas para descansar y disfrutar de la tranquilidad del entorno. Llegados a este punto encontramos una bifurcación hacia la izquierda que lleva a la Font de l’Hedra pero nosotros seguiremos por la derecha donde alcanzaremos un mirador que nos permite ver desde el Benicadell hasta el Pla de la Casa incluyendo la Plana de Muro y el pantano de Beniarrés. El sendero se encuentra en buen estado, discurre por una zona de pinos y sabinas hasta llegar a la Font de les Huit Piletes. Es imprescindible quedarse un rato aquí, donde la sombra y el agua deben cargarnos las pilas para seguir nuestro camino.

La siguiente meta es llegar a la Font de Sancho. El sendero se empina cuando dejamos les Huit Piletes y llegamos a otra bifurcación, donde tomamos el camino derecho para pasar junto al mirador de la caseta “Tanilla” y llegar a l’Asquererola, una peña de grandes dimensiones donde encontraremos una mesa por si queremos hacer otro alto en el camino si es necesario. La pendiente sigue subiendo, pero no se hace pesada la llegada a la Font de Sancho. Durante este tramo de la excursión ya se empiezan a ver rodales de carrascas.

A partir de la Font de Sancho el sendero llanea. Dejamos a un lado el Mas de Llopis, una antigua casa en ruinas que forma parte de la red de Custodia del Territorio. Por el camino bien señalizado de la izquierda, pasaremos bajo la escarpada cara este de la montaña, donde la única dificultad del sendero está vuelve a ser la pendiente pronunciada, pero al final del camino nos espera la recompensa: la cima del Montcabrer, a 1390 metros sobre el mar.

Las vistas de toda la comarca, el aire puro, la relajante tranquilidad y alguna que otra cabra nos darán la bienvenida en un rincón que no podemos dejar de visitar si amamos la naturaleza de nuestro territorio.

0 0 801 04 febrero, 2016 Rural, Sendas febrero 4, 2016

Deja un comentario